Archivos de la categoría ‘Motivación’

Hoy escribo estas líneas para aliviar mi mente, es uno de esos días donde mi mente es como una galaxia llena de pensamientos rondando por todas partes. Respiro y tomo aire nuevamente; sigo buceando en mis pensamientos, me hago innumerables preguntas, repaso todo lo hecho hasta ahora, repaso los detalles, cuestiono mi vida, mi presente y mi futuro, dudo de mi, dudo de si voy por el buen camino, me pregunto: ¿Estoy haciendo todo lo necesario para lograr aquello que quiero? ¿Estoy esforzandome y dando todo lo que tengo para conseguirlo? ¿Alcanzaré mis sueños?

Durante unos minutos; millones de pensamientos, ideas y recuerdos inundan mi mente, mi cabeza es un hervidero y parece que va a estallar, me “destrozo la cabeza” y de repente me digo a mi mismo: ¡Alto! Yo creo en mi, mi fe es ciega.

Recapacito y llego a la conclusión que solo es un mal día, un ciclo de la vida de esta montaña rusa donde aveces subes y otras bajas; todos esos pensamientos y la negatividad se han apoderado de mi cabeza, intentan confundirme, que pierda mi identidad, pero entonces recuerdo que voy por el buen camino, que me esfuerzo, que trabajo duro para perseguir todo lo que me propongo. Lucho por ello y no me rindo por eso no puedo permitirme seguir con esa negatividad y empiezo a sentirme mejor, más relajado, más ligero recordándome porqué hago todo lo que hago y por lo que lucho a diario. Es normal aveces sentir miedo, pensar en que vamos a fracasar, “el fracaso solo derrota a un perdedor, pero inspira a un ganador”, me encanta está frase pues es muy certera, nunca hay que desanimarse porque algo no sale como esperábamos, se trata de seguir hacia adelante, de seguir aprendiendo y tomar las mejores decisiones para nosotros. No hay que dejarse desanimar por los tropiezos, todos los tenemos y aprendemos de ellos, sino te garantizo, que no sabríamos leer, ni escribir, ni conducir, ni tendríamos las habilidades que vamos adquiriendo a lo largo de nuestras vidas, la vida es un viaje de aprendizaje en el que uno elige su camino y lo va construyendo poco a poco. Eres tu quién toma las decisiones, vive la vida con intensidad, nadie sabe que va a ser de nadie, por eso vive, haz lo que quieras, sueña, sonríe y sobre todo trabaja por lo que quieres. Simplemente estamos aquí por poco tiempo, ¿No quieres disfrutar? Pues para disfrutar en la vida también hay que trabajar duro para lograr todas esas cosas que nos hacen feliz y otras que nos procuran medios para hacernos feliz. La vida son dos días, lucha para que al menos uno sea diferente. ¡Las cosas  solo cambiarán si tú quieres! Busca días interminables, da todo lo que tengas, no abandones tus sueños por nada ni nadie, que nada ni nadie te frene.

montaña rusa - BFN 

A veces se nos olvida que el futuro es presente y es hoy. Simplemente se que tengo una vida y que pienso aprovecharla, haciendo lo que me llena sin esperar nada a cambio y tú deberías hacer lo mismo. Hay gente que piensa que el mundo les debe algo: un buen trabajo, una lujosa casa, un coche mejor, etc. No son las personas que yo respeto. El sentido de tener derecho es el peor rasgo de personalidad de una persona. Si no lo ganaste, no lo mereces.

La gente habla mucho del “secreto del éxito”. Pero ¡el secreto del éxito no es un secreto en absoluto! En el epicentro de cada persona con éxito hay algo en común: DISCIPLINA. Cuando pienso en todo lo que tengo y como lo he conseguido tanto a nivel profesional como en lo personal, solo veo disciplina y constancia. No puedo pensar en algo que alguien haya logrado alguna vez sin tener disciplina. Sin saber cómo trabajar en ello. Sin aprender cómo ganárselo.

Cualquier persona con éxito en su trabajo, en cualquier negocio, en el deporte, lo es porque  ha trabajado por ello. Porque nada es gratis. Si quieres algo, si quieres éxito en cualquier área de tu vida, debes aplicar tu disciplina y tu ética de trabajo. Porque la disciplina te ayuda hacer las cosas y lograr tus objetivos. La disciplina es rechazar el sentido de derecho y la expectativa. Es tener una conciencia fuerte de que tus decisiones tienen un impacto y tus acciones marcan la diferencia.

El concepto que en Be Fit Now pretendemos con el blog es crear una salud completa, claridad mental y disciplina, bienestar físico y fuerza, equilibrio emocional. La forma en que vas a lograrlo es atándote a tu disciplina para poner en acción todo el conocimiento y la conciencia que has ganado, para adoptar decisiones inteligentes acerca de que comes y como entrenas. La disciplina no es el estricto sargento manteniéndote lejos de tu comida favorita o forzándote a hacer ejercicio cuando querías echar una siesta. La disciplina te facilita un propósito, un objetivo, fuerza y determinación para lograr lo que tu corazón desee. Me refiero a esas cosas productivas que te hacen sentir bien contigo mismo, cosas sanas que te dan energía y vida, que te conectan contigo mismo. No de la satisfacción que obtienes por comerte un helado o comprarte unas zapatillas nuevas, sino el sentido de poder y felicidad que viene de dedicarte a ti mismo. Y parte de eso es ver que terminas el trabajo, el objetivo.

 

Mi padre siempre me dijo lo importante que era hacer las cosas bien desde la primera vez para no gastar tiempo ni energía haciendo todo de nuevo. Es una lección enorme que todavía llevo conmigo porque me enseñó a ser consciente de lo que hago, a pensar en cómo hacerlo bien: porque un trabajo no está completo hasta que está bien hecho y a mi no me gusta hacer las cosas dos veces, puesdes estar seguro/a.

Otra cosa que mi padre me enseñó, es que nada es gratis. Recuerdo una vez, cuando era pequeño, y saqué del pack de sacos de Cola- Cao , una “baticao” (una batidora pequeña para hacer los batidos con el propio Cola-Cao), diciendo: “¡Mira Papa! Nos dieron esto gratis”. El me dijo: “Hijo, eso no es gratis. Tuvimos que comprar el paquete de Cola-Cao para que tú tuvieras esa batidora”.

Eso siempre se me quedó grabado. Todo lo que tienes exige trabajo. Mis padres trabajaron duro para ganar dinero para comprar esa caja de Cola-Cao en sacos y la “baticao” que venia dentro. Yo no tenía derecho a él. Y conforme han pasado los años mi disciplina, mi etica de trabajo y mis actitudes en contra de “tener derechos”, son los aspectos que me han enseñado el valor del trabajo duro, de ganarme lo que tengo. Y eso se traduce en cada parte de mi vida. Especialmente cuando se trata de lo más importante de todo: mi salud.

Cada día te levantas y haces cosas. Hay cosas obligatorias, como ir al trabajo, a la universidad, cepillarse los dientes, sacar la basura, pagar las facturas, etc. Otras cosas quieres hacerlas: estar tumbado tomando el sol, viajar, estar con los amigos o salir a comer.

Si aún dudas en hacer de tu salud una prioridad, quizás debas pensar en todas las cosas en las que inviertes tu energía para después entender qué te motiva. Sin importar cuáles sean tus mayores motivaciones, aplica esos mismos principios a la idea de cuidar tu salud, darte la nutrición correcta, hacer ejercicio de manera regular, sonreir y vivir la vida. Si lo que te motiva es la responsabilidad, recuerda que es tu trabajo cuidar tu salud. Si te motiva la pasión, recuerda lo increible que se siente uno ejercitándose. Y si el dinero te motiva, considera que el coste de las enfermedades por una mala alimentación, falta de ejercicio, extrés, depresión es mayor que pagar un gimnasio,un entrenador, comida sana y hacerte revisiones médicas de vez en cuando para saber que todo marcha bien.

imagesH998Q5O0 image

Si puedes emplear tu energía y unirla a tu salud, a las actividades que apoyan tu salud, entonces ser sano/a se convertirá en otro hábito.

¡Eres capaz de lograrlo! Sabes que sí. En lo más profundo de ti sabes que puedes lograr todo lo que te propongas, por eso siempre busca soluciones en vez de culpables. Solo si tú quieres tirarás hacia adelante, el futuro está en tus manos elige tu desenlace. A veces parece que nunca hay solución, que todo se tuerce y no hay marcha atrás pero recuerda que lo que ayer te parecía un problema, hoy son tonterías gigantes, dedica una sonrisa por cada problema que tumbes.

Mi disciplina empezó con mis padres, quienes siempre me enseñaron a dar lo mejor de mi. De mi. No de ti ni de nadie más. Solo de mi. Lo mismo sirve para ti. No necesitas ser el mejor; necesitas dar lo mejor de ti. Tú sabes qué es eso. Y ser responsable de ese estándar. La disciplina requiere que te exijas. ¡Que te hagas responsable! Porque la disciplina no pregunta; “¿Esto es lo suficientemente bueno para los demás? sino “¿Esto es lo suficientemente bueno para mi?”.

Cuando aceptamos que el mundo no nos debe nada y que cada elección tiene consecuencias; cuando entiendes que la vida toma decisiones por ti cuando le das el control y quieres trabajar duro para tener ese control de vuelta; cuando identificas lo que son las decisiones correctas y desarrollas la disciplina que te permitirá ser constante para tomarlas, es cuando en realidad comienza la vida. Porque la disciplina no se trata de quitarte cosas a ti mismo/a, sino de darte a ti mismo/a.  La disciplina siempre es una ganancia en la balanza de la vida.

La disciplina construye disciplina. Es como un músculo: cuanto más lo usas más fuerte se hace y más lejos puede llevarte. La disciplina es como la base o los cimientos para tu vida. Es lo que apoya y proporciona la estabilidad y la estructura de todo lo que haces.

 image

Se trata de usar tu disciplina para tomar decisiones constantes que impulsan tu progreso hacia un objetivo que tú has elegido. Y el objetivo último, para todos/as nosotros/as, es una vida larga, fuerte, feliz y sana.

Pensar en esto no es lo mismo que hacerlo. Debes comprometerte con este. Debes quererlo. Y después debes ir a por ello. Cada vez que tomas una buena decisión fortaleces tu disciplina y cambias tus hábitos. Estos pequeños cambios en la conciencia te permitirán crear cada vez más hábitos sanos que se mantendrán el resto de tu vida.

La buena salud empieza con la conciencia y depende de la responsabilidad personal. Se trata de traducir la intención en acción. Espero que lo que aprendes en este blog amplies tu conocimiento y entendimiento de como funciona el cuerpo, la mente, como entrenar y que necesitas para sobrevivir y prosperar.

Aun con todo el conocimiento de salud del mundo, los hábitos son un cambio duro, sobre todo cuando hay un mundo lleno de tentaciones. Te dejo algo para que tengas en mente: igual que te ha llevado tiempo adquirir los hábitos que tienes hoy, pasará tiempo, hasta que los cambies. Y la única forma en que puedes alcanzar el éxito es siendo amable contigo mismo/a. Parte de tomar responsabilidad por tu salud es ser amable, y comprensivo/a contigo mismo/a. Parte de convertirte en alguien disciplinado es motivarte a levantarte y seguir adelante. Hay un equilibrio que debes lograr: necesitas hacerte responsable de ti mismo/a sin sentirte culpable si las cosas no salen perfectas todo el tiempo. No te dejes desanimar por los fracasos. Volver a empezar no es lo mismo que continuar, y eso no significa fracasar. No existe el fracaso si estás dando lo mejor de ti, en cualquier momento, bajo cualquier circunstancia.

No olvides que después de los días grises siempre sale el sol.

Solo existen dos días en el año en que no se puede hacer nada. Uno se llama ayer y otro mañana. Por lo tanto hoy es el día idea para amar, crecer, hacer y principalmente para vivir” Dalai Lama

Lars Fernández.

Anuncios

Como seres humanos, cuando tenemos experiencias que nos dan alegría, tenemos la necesidad de compartirlas con los demás. Por ejemplo, cuando comes algo increíblemente delicioso y de inmediato miras a la persona que tienes a tu lado y le dices: ¡Prueba esto!. O cuando ves una prenda de ropa que ansias tener y llevas tiempo buscando la fotografías y la mandas por whatsApp. O cuando escuchas una canción increíble y la bajas de Internet para un amigo porque no puedes esperar a que la oigáis juntos. O cuando te enteras de algo que te agrada, que sabes que es grande e importante y quieres compartirlo con todo el mundo.

Así nos sentimos en Be Fit Now cuando escribimos en el blog. Todos estos posts son información que utilizamos para vivir nuestra vida; información que nos emociona y llena tanto que necesitamos compartirla con los demás. Por ese motivo principalmente escribimos estos posts, para enseñar a educarnos acerca de nuestros cuerpos, que es una de las cosas más importantes. Mientras leáis posts del blog aprenderéis sobre el ejercicio, la nutrición, la mente, descubriréis falsas creencias y mitos relacionados con el deporte y la nutrición. Porque el ejercicio y la nutrición, la disciplina y la conciencia no son solo palabras: son herramientas. Son poder. Son formas de cuidarnos a nosotros mismos, que nos hacen poderosos para ser más fuertes, inteligentes, seguros y reales con nosotros mismos. Y saber cómo cuidar nuestro cuerpo es la información más importante que podemos aprender en la vida.

Nuestro cuerpo es nuestro pasado, presente y futuro. Llevamos la memoria de nuestros antepasados, porque estamos hechos de los genes que nos dieron nuestros padres, y a ellos, los suyos. Es la culminación de todo lo que alguna vez hemos comido, toda la actividad física que hemos hecho o no, todo el esfuerzo realizado por entenderlo y cuidarlo. Y cómo lo cuidemos determinará cómo viviremos nuestra vida.

En el blog pretendemos enriquecer vuestras vidas. Queremos que os conozcáis a vosotros mismos y vuestro poder. Que seáis las personas más poderosas, capaces y seguras. Queremos que sintáis lo que es tener una relación con vuestro cuerpo, sentiros conectados a él. De saber lo bien que sienta comer correctamente, de moverse y hacer ejercicio, de dar verdadera importancia a vuestro cuerpo. Porque una vez tengáis el conocimiento y viváis en el cuerpo en el que debéis estar, encontraréis que vuestra energía no tiene límites y podréis ver y experimentar el mundo en una forma que no conocíais. Y empezaréis a usar vuestra energía de la manera que jamás imaginasteis, solo porque estabais demasiado concentrados en lo que creíais que no podríais tener ni hacer.

65759_subitem_full ejercicio-fisico

A lo largo de 15 años hemos conocido expertos en nutrición, medicina, ejercicio, ciencia, salud y psicología, gente que ha dedicado su vida y carrera profesional a entender y ayudar al cuerpo y a la mente humana a ser lo mejor que puede ser. Además nosotros venimos de la rama de la salud y sobre todo del ejercicio físico. Y como la mayoría de este campo seguimos formándonos y adquiriendo conocimientos nuevos.

Es nuestro conocimiento lo que compartimos con vosotros, nuestra travesía aprendiendo y cuidando nuestro cuerpo lo que ofrecemos para aplicar todo este entendimiento y disfrutar de sus beneficios.

Cuando hayáis interiorizado la  información y esté realmente en vosotros, en vuestros cuerpos y en vuestros hábitos, ni siquiera pensaréis en ella. Se convertirá en parte de vosotros. Se convertirá en vosotros. Cuando eso sucede, toda vuestra energía se transforma en energía positiva orientada a hacer, lograr, ser, crear cosas en el mundo, en vez de preocuparos por cómo os veis, por qué os sentís cansados, por qué esos kilos se aferran y os detienen. ¡Solo pensar en todas las cosas fantásticas que podríais lograr si os sintierais libres, poderosos y seguros de vosotros/as!

Pero esa transformación no se da de la noche a la mañana, en un día o dos. No existe ni remedio mágico ni pastilla mágica que os convierta en seres humanos sanos y felices en un día. Estar sano significa tener un cuerpo que funciona óptimamente, que tiene vitalidad y energía suficiente para mantenerse un día sin derrumbarse, un cuerpo que pueda repeler enfermedades, despertar por las mañanas, salir de la cama, hacer el desayuno y ponerse en movimiento. Hablamos de tener una mente que pueda ser clara y productiva, pensativa y feliz; también es aplicar el conocimiento lo más constantemente posible para tomar las mejores decisiones respecto a vuestra salud. Es una tarea continua. El conocimiento es poderoso porque cuando sabéis algo, podéis ver todas las oportunidades de aplicarlo en cada acción diaria.

Según aprendáis más acerca de vuestro cuerpo, empezareis a transformar vuestro interior y el exterior. Empezareis a notar cómo las cosas sanas traen felicidad a vuestra vida, lo bien que sienta ser fuerte y estar capacitado/a, como sentirnos bien por dentro influye en todo lo demás de vuestra vida.

Seréis conscientes de cómo vuestra mente y vuestro cuerpo funcionan juntos.

03_bfn images

Podéis hacer preguntas, buscar respuestas en el blog en el espacio de los comentarios o usando cualquiera de nuestras cuentas en las distintas redes sociales:

Twitter: @befitnowblog

Facebook:  https://www.facebook.com/befitnowblogss

Instagram: @befitnowblog

Preparaos para seguir informándoos y aprendiendo con nosotros. Uniros al movimiento, uniros a la revolución.

#teambefitnow

 

No hay una poción mágica para la salud. No hay trucos, ni pastillas ni suplementos. Pero hay conocimiento y hay acción. Y la información  sin acción es solo una serie de hechos. Si quieres salud, debes convertir la información en parte de tu rutina diaria o el tiempo que inviertes en este blog no será útil.

“La información  es poder solo si se usa”. Solo si tu la pones en práctica. En serio. Piensa en todos los doctores y profesionales de la salud que has conocido. ¿En serio son sanos? ¿Todos están en forma? Es probable que algunas de las personas que abogan por que tú tengas un estilo de vida más sano, no pongan esa información en práctica con ellos mismos. ¿Cómo es posible? Lo es porque tener conocimiento no es lo mismo que entrar en acción.

¿Lo quieres? Entonces hazlo. Déjame explicarlo de otra manera. Tú tienes que hacerlo. Tienes que comprometerte a aprender y convertir el conocimiento en acción. Como leer acerca de tu biología básica, nutrición, biomecánica, etc como puedes hacer en este blog. Comer mas saludable. Comprar más verduras en el mercado y luego buscar en libros, internet o cualquier otra herramienta donde podrás encontrar formas de cocinarlas. Escoger granos integrales en vez de su versión procesada. Beber agua durante todo el día en lugar de refrescos azucarados, etc.

imagesILI2I8UD imagesHQMAYENL

 

bici_0 imagesH998Q5O0

La salud no se trata de privarse de cosas. Se trata de darte todo lo que te mereces. Empieza por ser mas amable contigo mismo/a y gentil, porque todo lleva tiempo, pero si eres constante, llegarás. Piensa en cuanto tiempo has estado viviendo como hasta ahora. ¿Cuántos años con los mismo hábitos, actitudes y creencias? Intuyo que ha sido una larga temporada. Si tardaste tanto tiempo en dominar esos hábitos, actitudes y creencias, debes de ser paciente ahora mientras adoptas estos nuevos hábitos, actitudes y creencias distintos. Nada ocurre de un día para otro. No puedes ni debes esperar un cambio repentino y que te dure sin problemas o retos. Como todo en la vida se trata de práctica y determinación. La única forma en que obtienes cosas buenas en la vida es haciéndolo una y otra vez, constantemente. No va a ser fácil, nadie dijo que lo fuera. Cualquier objetivo que hasta ahora has logrado probablemente necesitó dedicación y trabajo serio. Tuviste que esforzarte a diario e invertir tiempo, esfuerzo y energía. Lo mismo pasa con tu salud.

Puede que al empezar no sea fácil pero te aseguro que  se hará menos difícil. Todo cambio en la vida, o tomar decisiones siempre es incomodo y da miedo. Por eso en este caso, no debes pensar en dieta sino en una forma de alimentarse sana y correcta, un cambio en tu estilo de vida. Todo es práctica y aprendizaje. No temas porque no quieras fracasar, recuerda que no es algo que pueda salirte mal o bien, es solo algo en lo que mejoras una y otra vez. Y al final, es algo que simplemente haces. Se convierte en una forma de vida.

 

616_adolescomida imagesXCMQVW0L

 

La clave de la longevidad y la buena salud es la constancia. Si constantemente tomas decisiones malas y dañinas, no serás más sano/a. Si constantemente tomas decisiones buenas y sanas, tendrás salud. En lo que seas constante  es en lo que te convertirás.

Tu salud es una ecuación. Si tienes diez oportunidades para tomar una decisión y escoges ocho dañinas, entonces le das un balazo a la constancia y contribuyes a hábitos dañinos y a un cuerpo no sano. Si de diez escoges ocho veces algo sano, entonces contribuyes a hábitos positivos y refuerzas tu habilidad de continuar tomando decisiones positivas, creando un cuerpo sano.

Así que ahí es donde empiezas. Decisión por decisión. Si siempre tomas decisiones dañinas, aun equilibrando un cincuenta-cincuenta, creas una mejora. Cuando lo sano es lo dominante, sientes los efectos.

Aquí hay una buena forma de poner a prueba lo que estoy diciendo: escoge una cosa sobre la que creas que puedes tomar decisiones sanas de manera constante. Tal vez dejar de beber refrescos y “zumos”  una semana. En ese caso, cada vez que quieras tomar un refresco, bebe agua. Eso significa que en vez de comprar un refresco de un litro compras una botella de litro y medio de agua.

Haz eso durante una semana. Pero si decides tomar refresco, que sea uno más pequeño (una lata) y haz del agua tu bebida principal.

Solo prueba cómo te sientes una semana. Observa cómo el sabor del refresco cambia cuando dejas que tu boca se acostumbre a no ser atacada por el azúcar todo el tiempo. Siente los cambios en tu cuerpo, en tu energía. Y después, hazlo otra semana, y observa qué se siente al final de esa semana. Si no te gusta, siempre puedes regresar a los refrescos ¿No?

images2V1JKM0RimagesQQIY71RT

 

Si este nuevo hábito te sienta bien, suma otras decisiones sanas, como cambiar la pizza por un salmón a la plancha con verduras, unas galletas de chocolate por una pieza de fruta o la pasta con salsas por pasta integral.

Cuanto más constante seas con estas decisiones, más cerca estarás de ser una persona más feliz, sana, hermosa y radiante que deseas ser. Estar sano y bien es un esfuerzo durante la vida. Es importante establecer una relación  con tu cuerpo, entender qué necesita y cómo dárselo. Para conectar con cómo tus decisiones te afectan física, mental y emocionalmente.

El cuerpo humano es tan delicado y a la vez resistente y comprensivo, que lo que necesitamos de verdad marca la diferencia con todas nuestras experiencias.

Aunque no es fácil hacer cambios. y con “no es fácil” me refiero a que “puede llegar a ser súper difícil”. A los seres humanos nos gusta acomodarnos en nuestras formas pero si queremos cambiar, si nos abrimos a cosas nuevas, a trabajar y crear hábitos y patrones, quizás descubramos que somos más grandes de lo que pensamos, y podemos hacer y dar más al mundo de lo que creemos.

Empieza con información y un sentido de conciencia personal y continúa con compromiso, dedicación y acción. Y la confianza de decir: “lo tengo bajo control”.

 

imagesVH8LW4KT 01_bfn

 

Puede lograrse. Lo se. Porque llevo años hablando con expertos, buscando y  recogiendo información para mi, y compartirla con todas las personas que me preguntan qué comer y cómo comer, y qué tipo de entrenamiento sería mejor para ellas. Todos merecemos esta información. Porque no pertenece a los doctores, nutricionistas ni a los entrenadores personales, ni a la gente que acude a los gimnasios. Te pertenece a ti.

Así que, por favor, toma como una responsabilidad mantener tu cuerpo fuerte y sano, porque nadie puede hacer eso por ti. Tú debes invertir el tiempo y el esfuerzo. Aun si alguien te ayuda y te da consejos, tú debes esforzarte. Y tú eres quien se beneficiará al aplicar ese conocimiento y ponerlo en práctica.

L.F.

Fuentes:

– “The Body Book: The Law of Hunger, the Science of Strength, and Other Ways to Love Your Amazing Body ” de Cameron Diaz y Sandra Bark.

– “Will power: Rediscovering the greatest human strenght” de Roy.F. Baumestier y John Tierney.

 

Se habla mucho de la capacidad para concentrarse a la vez en una serie de objetivos diferentes. Algunos suponen que es algo innato; pero como la mayoría de las cosas de la vida, los poderes de concentración vienen a través del trabajo duro y de la práctica.

El ser humano es un animal de costumbres. Todos tenemos nuestros rituales: ver las redes sociales mientras desayunamos, usar la misma taza para el té, ponerse una zapatilla antes que la otra, usar el mismo color de bolígrafo para trabajar, etcétera.

Conscientemente o inconscientemente repetimos patrones de comportamiento que a ojos de otros pueden parecer aleatorios, pero que a nosotros nos dan cierta seguridad. Y como casi todo podemos aplicarlo al ejercicio.

Seguro que has visto el ritual de Cristiano Ronaldo antes de lanzar una falta, o cuando pisa el terreno de juego, si te gusta el baloncesto has visto el ritual de LeBron James y los polvos de talco, a Wade saludando a los aficionados en el America Air Lines, a jugadores repitiendo calzado deportivo porque les trajo suerte en el partido anterior.

Son rituales que para otros pueden resultar insignificantes, pero que a ellos le sitúan en estado de alerta y concentración, y todo desaparece salvo el foco de concentración y el objetivo de ganar.

imagesSN92W3WF images57IXPBYI

¿Qué tipo de rituales tienes tú? ¿Tus rituales te acercan a tus objetivos? ¿Qué rituales tienes que incorporar a tu vida para lograr tus objetivos?

Piensa cuál es tu objetivo y cuál es el ritual necesario para alcanzarlo. Las rutinas funcionan porque ayudan a centrarte, a organizar el día. No es fácil siempre, pero te ayudarán si las adaptas a tu día a día.

Coge papel y lápiz, piensa el tiempo que te sea necesario para pensar en tus objetivos. Escríbelos tan detallados como puedas. Plantéate que rituales sacan lo mejor de ti. Que actitudes te potencian y sacan tu mejor nivel. Y después, una vez definidas, exprime cada una de ellas.

Toda persona alguna vez ha hecho ejercicio antes o lo ha intentado para ponerse en forma. Pero al poco tiempo, cuando acaba la novedad, y van pasando los días sin resultados visibles inmediatos, muchos buscan centenares de escusas para abandonar el ejercicio.

En los gimnasios la mayoría de la gente abandona antes de los tres meses desde que se inscribe. ¿Casualidad? No, mala organización. Pero al menos uno de cada 10 que empiece llegará a lograr su objetivo, cruzará la meta. El desafío es que tú seas esa persona.

¿Qué es lo que ha arruinado tus intentos de lograr estar en forma anteriormente? ¿Qué ocurrió para que no progresaras las veces anteriores?

A menudo me encuentro con ciertos obstáculos con mis clientes. Algunos  de estos obstáculos más frecuentes son:

  • La falta de tiempo: ¿De dónde saco tiempo? Esta es la escusa por excelencia por no querer hacer cosas que nos cuestan, aunque sepamos que a la larga nos van hacer bien. Una semana tiene 168 horas, con que inviertas 4 horas de las 168 totales para hacer ejercicio y transformar tu cuerpo y mente; es una pequeña inversión que te aportará grandes beneficios. ¿No tienes tiempo? ¿Cómo que no tienes tiempo? ¿No tienes tiempo para ser feliz? ¿No tienes tiempo para lograr tus objetivos? Recuerda el día tiene 24 horas.
  • Engañarse a uno mismo: el enemigo está dentro de uno mismo: la pereza, la falta de voluntad, los pensamientos negativos, la falta de actitud. Cuanto más conozcas tu punto débil más fácil te va a resultar esquivarlo. Sique tu planificación que tomas en frio, por que esa es la buena, y no “dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. Sigue tu planificación. No dejes que tu versión anterior de ti, esa que está cómoda y feliz en su zona de confort, haga cambios sobre la marcha. Ahora tú tomas las decisiones.
  • Las comparaciones:  El pasado pesa. Las comparaciones con nosotros mismo, nos lastran, no puedes ser el mismo con cuarenta que con veinte años, y más si no has hecho deporte antes, pero si puedes ser tu mismo con cuarenta en tu mejor potencial. Concéntrate en tu propio cuerpo para sacar de él el máximo rendimiento y lograr la mejor versión de ti, sabiendo que la versión de uno mismo, la llevamos dentro, no es un calco de otra persona. Siempre tienes ídolos, gente en quién te miras para mejorar, pero al final y en lo importante es preferible no compararse con nadie porque todos somos distintos. Se trata de ser auténtico y de medirse con uno mismo. Nunca vas a sentirte mejor que cuando te venzas a ti mismo.
  • Las emociones: cuando peor estamos es cuando salimos de nosotros nuestra zona de confort. Momentos en los que estás con la guardia baja y lo que te pide el cuerpo es volver a las rutinas de tu yo antiguo. Ahí tienes que tirar de disciplina. Tienes que pensar que precisamente el deporte te va ayudar a salir de ese pequeño bache. Trabajar la disciplina incrementa la confianza en uno mismo si sumas las endorfinas naturales que genera el ejercicio físico, encontrarás  algo bueno al final del día.

imagesXWXA1TO8 imagesXX2UOJV2

La fuerza de voluntad es un músculo más que hay que trabajar y entrenar. Podemos caer en el intento por ser mejores, es lógico flojear de vez en cuando. Todos perdemos alguna batalla. Lo importante es “ganar la guerra” y alcanzar la meta. Por eso al caer hay que caer hacia delante. “Lo importante es volverse a levantar” “Si me caigo siete veces me levanto ocho”.

Un paso atrás no borra todos los que has dado hacia delante salvo que tú lo permitas. Es un paso atrás, que recuperarás sino te das por vencido/a.

No hay un único camino, hay cientos. Elige el tuyo, y confía en que los resultados lleguen. Tienes que tener paciencia. Si queremos resultados hace falta fe, compromiso, constancia, intensidad. Si no, pueden pasar años y seguir igual.

Hay que progresar con cuidado, mentalizar a nuestro cuerpo para los cambios, poco a poco. Es el modo correcto y duradero de poneros en forma.

images3WQT0RP9 untitled

La mentalidad del “ahora y sin esfuerzo” que está instalada actualmente no funciona. Todos esos anuncios y consejos que nos bombardean por la televisión, revistas e Internet con dietas milagros y los ejercicios de los famosos: “pierde tres kilos en siete días”, “reduce tu cintura mientras duermes” Todo mentiras, falsa propaganda.

El cambio  impactante no va a llegar en tres semanas…Paciencia, confía en que estás recorriendo el camino correcto y que los resultados llegan. Hay que disfrutar del camino, incluso del sufrimiento, y tener paciencia porque tardará más o tardará menos, pero es el camino que te llevará al objetivo.

Apasiónate por un deporte o por el ejercicio, súfrelo, disfrútalo, súdalo y verás los progresos. Esa y solo esa, es la manera de progresar, si nos divertimos con la satisfacción del esfuerzo cumplido.

¿Sabéis lo que significa fortaleza? Es afrontar la adversidad con coraje y firmeza. Y de eso trata la vida y el deporte; de afrontar los malos y duros momentos con firmeza.

A veces lo más difícil es lo más gratificante. Cuando te enfrentas a las cosas difíciles de la vida con voluntad y trabajo duro es cuando aprendes de verdad. No se puede vivir con miedo.

La mayoría de las grandes historias hablan de voluntad, de la decisión y el valor que se tiene frente a una gran adversidad. De la voluntad de vencer, de la voluntad de luchar, de la voluntad por sobrevivir.

imagesIGJKREAT imagesBU2J7AK0

Recorre tu camino, descubre tu fortaleza.

L.F.

 

¡Feliz 2015! a todos, en BeFitNow os deseamos mucha alegría, actitud positiva, buenas vibraciones, éxitos y por supuesto mucha salud.

Este 2015 viene fuerte, tenemos muchos proyectos preparados, seguiremos informando de todo lo relacionado con el mundo del deporte, la salud, la nutrición y seguiremos motivando os para que alcancéis vuestros objetivos.

Además si queréis lograr esos objetivos con ayuda personalizada y adaptada a vuestra fisiología y necesidades podéis hacerlo a través de befitnowblog@gmail.com

Este año vamos hacer posible lo difícil, a poneros en forma, por qué todo lo que merece la pena en la vida requiere esfuerzo, voluntad, constancia e intensidad. Estas son las claves fundamentales en la carrera hacia tu mejor yo.

¡Gracias por compartir este viaje con nosotros!

01_bfnimage

Happy 2015 to all! at BeFitNow we wish you much joy, positive acttitude, good vibrations, successes and of course health.

This 2015 comes strong, we have many prepared projects, we will continue reporting about everything related to the world of sport, health, nutrition and we will continue motivate you to reach your goals.

Also if you want to reach these goals with support custom and adapted to your physiology and needs, you can do it across befitnowblog@gmail.com

This year we´re going to make posible the difficult thing, we´re going to be fit, because everything what is worth it in ours life needs effort, will, constancy and intensity. These are the keys in the race to your better i.

Thanks for share that trip with us!

image image