Se habla mucho de la capacidad para concentrarse a la vez en una serie de objetivos diferentes. Algunos suponen que es algo innato; pero como la mayoría de las cosas de la vida, los poderes de concentración vienen a través del trabajo duro y de la práctica.

El ser humano es un animal de costumbres. Todos tenemos nuestros rituales: ver las redes sociales mientras desayunamos, usar la misma taza para el té, ponerse una zapatilla antes que la otra, usar el mismo color de bolígrafo para trabajar, etcétera.

Conscientemente o inconscientemente repetimos patrones de comportamiento que a ojos de otros pueden parecer aleatorios, pero que a nosotros nos dan cierta seguridad. Y como casi todo podemos aplicarlo al ejercicio.

Seguro que has visto el ritual de Cristiano Ronaldo antes de lanzar una falta, o cuando pisa el terreno de juego, si te gusta el baloncesto has visto el ritual de LeBron James y los polvos de talco, a Wade saludando a los aficionados en el America Air Lines, a jugadores repitiendo calzado deportivo porque les trajo suerte en el partido anterior.

Son rituales que para otros pueden resultar insignificantes, pero que a ellos le sitúan en estado de alerta y concentración, y todo desaparece salvo el foco de concentración y el objetivo de ganar.

imagesSN92W3WF images57IXPBYI

¿Qué tipo de rituales tienes tú? ¿Tus rituales te acercan a tus objetivos? ¿Qué rituales tienes que incorporar a tu vida para lograr tus objetivos?

Piensa cuál es tu objetivo y cuál es el ritual necesario para alcanzarlo. Las rutinas funcionan porque ayudan a centrarte, a organizar el día. No es fácil siempre, pero te ayudarán si las adaptas a tu día a día.

Coge papel y lápiz, piensa el tiempo que te sea necesario para pensar en tus objetivos. Escríbelos tan detallados como puedas. Plantéate que rituales sacan lo mejor de ti. Que actitudes te potencian y sacan tu mejor nivel. Y después, una vez definidas, exprime cada una de ellas.

Toda persona alguna vez ha hecho ejercicio antes o lo ha intentado para ponerse en forma. Pero al poco tiempo, cuando acaba la novedad, y van pasando los días sin resultados visibles inmediatos, muchos buscan centenares de escusas para abandonar el ejercicio.

En los gimnasios la mayoría de la gente abandona antes de los tres meses desde que se inscribe. ¿Casualidad? No, mala organización. Pero al menos uno de cada 10 que empiece llegará a lograr su objetivo, cruzará la meta. El desafío es que tú seas esa persona.

¿Qué es lo que ha arruinado tus intentos de lograr estar en forma anteriormente? ¿Qué ocurrió para que no progresaras las veces anteriores?

A menudo me encuentro con ciertos obstáculos con mis clientes. Algunos  de estos obstáculos más frecuentes son:

  • La falta de tiempo: ¿De dónde saco tiempo? Esta es la escusa por excelencia por no querer hacer cosas que nos cuestan, aunque sepamos que a la larga nos van hacer bien. Una semana tiene 168 horas, con que inviertas 4 horas de las 168 totales para hacer ejercicio y transformar tu cuerpo y mente; es una pequeña inversión que te aportará grandes beneficios. ¿No tienes tiempo? ¿Cómo que no tienes tiempo? ¿No tienes tiempo para ser feliz? ¿No tienes tiempo para lograr tus objetivos? Recuerda el día tiene 24 horas.
  • Engañarse a uno mismo: el enemigo está dentro de uno mismo: la pereza, la falta de voluntad, los pensamientos negativos, la falta de actitud. Cuanto más conozcas tu punto débil más fácil te va a resultar esquivarlo. Sique tu planificación que tomas en frio, por que esa es la buena, y no “dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. Sigue tu planificación. No dejes que tu versión anterior de ti, esa que está cómoda y feliz en su zona de confort, haga cambios sobre la marcha. Ahora tú tomas las decisiones.
  • Las comparaciones:  El pasado pesa. Las comparaciones con nosotros mismo, nos lastran, no puedes ser el mismo con cuarenta que con veinte años, y más si no has hecho deporte antes, pero si puedes ser tu mismo con cuarenta en tu mejor potencial. Concéntrate en tu propio cuerpo para sacar de él el máximo rendimiento y lograr la mejor versión de ti, sabiendo que la versión de uno mismo, la llevamos dentro, no es un calco de otra persona. Siempre tienes ídolos, gente en quién te miras para mejorar, pero al final y en lo importante es preferible no compararse con nadie porque todos somos distintos. Se trata de ser auténtico y de medirse con uno mismo. Nunca vas a sentirte mejor que cuando te venzas a ti mismo.
  • Las emociones: cuando peor estamos es cuando salimos de nosotros nuestra zona de confort. Momentos en los que estás con la guardia baja y lo que te pide el cuerpo es volver a las rutinas de tu yo antiguo. Ahí tienes que tirar de disciplina. Tienes que pensar que precisamente el deporte te va ayudar a salir de ese pequeño bache. Trabajar la disciplina incrementa la confianza en uno mismo si sumas las endorfinas naturales que genera el ejercicio físico, encontrarás  algo bueno al final del día.

imagesXWXA1TO8 imagesXX2UOJV2

La fuerza de voluntad es un músculo más que hay que trabajar y entrenar. Podemos caer en el intento por ser mejores, es lógico flojear de vez en cuando. Todos perdemos alguna batalla. Lo importante es “ganar la guerra” y alcanzar la meta. Por eso al caer hay que caer hacia delante. “Lo importante es volverse a levantar” “Si me caigo siete veces me levanto ocho”.

Un paso atrás no borra todos los que has dado hacia delante salvo que tú lo permitas. Es un paso atrás, que recuperarás sino te das por vencido/a.

No hay un único camino, hay cientos. Elige el tuyo, y confía en que los resultados lleguen. Tienes que tener paciencia. Si queremos resultados hace falta fe, compromiso, constancia, intensidad. Si no, pueden pasar años y seguir igual.

Hay que progresar con cuidado, mentalizar a nuestro cuerpo para los cambios, poco a poco. Es el modo correcto y duradero de poneros en forma.

images3WQT0RP9 untitled

La mentalidad del “ahora y sin esfuerzo” que está instalada actualmente no funciona. Todos esos anuncios y consejos que nos bombardean por la televisión, revistas e Internet con dietas milagros y los ejercicios de los famosos: “pierde tres kilos en siete días”, “reduce tu cintura mientras duermes” Todo mentiras, falsa propaganda.

El cambio  impactante no va a llegar en tres semanas…Paciencia, confía en que estás recorriendo el camino correcto y que los resultados llegan. Hay que disfrutar del camino, incluso del sufrimiento, y tener paciencia porque tardará más o tardará menos, pero es el camino que te llevará al objetivo.

Apasiónate por un deporte o por el ejercicio, súfrelo, disfrútalo, súdalo y verás los progresos. Esa y solo esa, es la manera de progresar, si nos divertimos con la satisfacción del esfuerzo cumplido.

¿Sabéis lo que significa fortaleza? Es afrontar la adversidad con coraje y firmeza. Y de eso trata la vida y el deporte; de afrontar los malos y duros momentos con firmeza.

A veces lo más difícil es lo más gratificante. Cuando te enfrentas a las cosas difíciles de la vida con voluntad y trabajo duro es cuando aprendes de verdad. No se puede vivir con miedo.

La mayoría de las grandes historias hablan de voluntad, de la decisión y el valor que se tiene frente a una gran adversidad. De la voluntad de vencer, de la voluntad de luchar, de la voluntad por sobrevivir.

imagesIGJKREAT imagesBU2J7AK0

Recorre tu camino, descubre tu fortaleza.

L.F.

 

Anuncios
comentarios
  1. terapiadeparejadf dice:

    Inspirador artículo, que plantea que la voluntad está al acceso de todas las personas que realmente quieran alcanzarla como llave a los logros que nos hacen sentir content@s con nosotr@s mismas.
    Visitenos en: http://www.terapiadepareja-df.com.mx/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s