Los hermanos Aldrich

Publicado: octubre 7, 2014 en Motivación, videos
Etiquetas:, , , ,

Descubre la conmovedora historia de los hermanos Noah y Lucas. Lo que son capaz de hacer un hermano por el otro.

Son una familia muy activa de Boise, Idaho, a la que le gusta montar en bici, correr y caminar. Al hijo mayor, Noah, de 8 años, se le ocurrió una idea cuando se enteró de la existencia de un minitriatlón, le dijo a su madre que el podía participar junto a su hermano.

La edad y el amor no tienen límites para estos hermanos. Noah Aldrich, un pequeño de tan sólo ocho años de edad, se inscribió a un triatlón junto a su hermano Lucas, de seis años, quien padece una malformación cerebral que le impide hablar, caminar y comer por sí mismo.

Su hermano pequeño, Lucas, nació con una enfermedad llamada Lisencefalia (término que literalmente significa “cerebro liso”,es un trastorno poco común de la formación del cerebro caracterizado por microcefalia y agiria, que es una ausencia de las circunvoluciones o gyrus (pliegues) normales del cerebro), que le impide caminar, comer por si mismo y hablar, pero por ello la familia no se limita a hacer la vida dentro de su casa.

Cuando Noah supo del triatlón infantil que se llevaría a cabo en su natal Idaho, Estados Unidos, le comentó a su madre que inscribiría a los dos, por lo que durante tres meses se entrenó para conseguir superar las pruebas del evento.
En el triatlón realizado el pasado 12 de julio, Noah nadó 200 metros remolcando a su hermano en una lancha hasta la orilla de un lago, recorrió cinco kilómetros en bicicleta y corrió una carrera de una milla.

“Cuando lo sacamos del agua, tenía la sonrisa más grande que hubiera visto en su vida… yo sé que él disfrutó de la bicicleta y la carrera “, dijo la madre de Lucas y Noah.

Los padres de Noah relataron que Lucas es muy feliz cuando ve y convive con su hermano “comienza a mover los brazos y las piernas con excitación, los dos son muy cercanos”.

Los familiares de los menores, crearon Lucas Home, un lugar al que pueden acudir niños con enfermedades y capacidades distintas junto a sus familias para descansar.

Es una de tantas historias que ocurren a diario, pero son estas historias las que nos recuerdan la importancia de luchar, no rendirse,el amor a los nuestros, la importancia de la vida, etc. Una preciosa historia de amor y superación que merece la pena que COMPARTAS con tus amigos.

 

 

Fuente: New York Daily News.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s