Entrenamiento para un músculo esbelto (parte 1)

Publicado: julio 2, 2014 en Fitness & culturismo
Etiquetas:, , ,

Desarrollar los músculos es una cosa; que se noten es otra ¿Qué utilidad tiene poseer músculos desarrollados y fuertes si tú no puedes verlos? En el espacio existente entre la piel y los músculos hay una capa de grasa. Esa es la que ocupa el espacio; lamentablemente es así. A menos que tu porcentaje de grasa corporal sea inferior al 10 por ciento, esta capa aislante oscurecerá tu masa muscular aunque esté fuertemente desarrollada.

El cuerpo humano tiene de 20 a 30 millones de células grasas. Además de proporcionar una capa de aislante al frío, la grasa corporal sirve como una cuenta de ahorro de energía; en lugar de dinero, el efectivo son las calorías. Cuantas más calorías ingresamos en el banco, mayor será esta cuenta corriente.

La grasa es una potente fuente de energía. Cada gramo contiene nueve calorías, comparado con las cuatro de las proteínas y de los carbohidratos. Por eso se comprende que nuestro organismo prefiera invertir fondos energéticos  en la cuenta corriente de la grasa. Los adipocitos adiposos son un mecanismo de supervivencia; las células grasas hinchadas proporcionan una cuenta de ahorro de calorías para utilizarlas en tiempo de escasez. Los adipocitos no desaparecen; les gusta permanecer y odian ser demasiado pequeños.

adipositos_02_0213

 

 

No todos los depósitos grasos se comportan igual. Sus cualidades varían de acuerdo con la cantidad total de grasa en el organismo y su localización. Por ejemplo, la grasa del estómago se perderá y se ganará con mayor rapidez que la localizada en los muslos y nalgas. Cuando estás eliminado lípidos de tu cuerpo, los muslos y las nalgas serán las últimas zonas que pierdan grasa. En mucha gente, estos persistentes depósitos adiposos no desaparecen hasta que el porcentaje de grasa ronde alrededor del 6 por ciento.

Entonces ¿Cómo eliminar la grasa corporal y vaciar esta cuenta de ahorros graso? Debes  dejar de ingresar calorías de más en ella. Deja de hacer depósitos y comienza a retirar fondos. Al menguar las calorías de la cuenta, los adipocitos disminuirán su volumen y su número descenderá.

perder-grasa-corporalla-grasa-corporal

 

En la lucha contra los “michelines” , los puntos a destacar son las calorías. Estas son las unidades energéticas contenida en los alimentos y son una medida de cuánta energía utiliza tu organismo. Si ingieres cada día más calorías de las que necesitas, este exceso es una entrada en los depósitos, y tu cuenta de ahorros de grasa corporal crecerá. Por otro lado, sino ingresas las suficientes, este déficit se compensará con los ahorros que tienes acumulados: tu organismo quemará la grasa para conseguir la energía extra.

Cada medio kilo de grasa corporal contiene 3.500 calorías.

Derrotar al ejercito de células grasas es una batalla difícil de ganar. La buena noticia es que disponemos de un arma secreta: el ejercicio. El ejercicio requiere energía; y para proporcionar esta energía, el organismo echa mano de las reservas de grasa. De esa manera fuerza a los adipocitos a soltar municiones: las calorías en depósito. Cuando las células grasas pierden lípidos, disminuyen en volumen y en número.

RECUERDA: Perder grasa depende del equilibrio entre calorías que se ingieren y las calorías que se utilizan. Para exterminar las células grasas, debes ingerir menos calorías, quemar más, o ambas cosas.

 

 

Lars Fernández & Eric Fernández

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s